Los 7 mejores lugares que visitar en Costa Rica

Costa Rica, un pequeño país ubicado en América Central reúne una serie de escenarios turísticos inolvidables. Como si estuviésemos hablando de un concierto natural, en Costa Rica podemos encontrar maravillosas playas, bosques exuberantes, impresionantes ecosistemas selváticos y volcanes. Todo esto amalgamado por el calor de sus habitantes y una gastronomía formidable que harán de tus vacaciones en Costa Rica un recuerdo indeleble.

En este artículo te presentaremos los 7 mejores lugares que debes visitar en Costa Rica. Así que empecemos:

Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde

Se puede decir que quien haya ido a Costa Rica y no haya visitado la Reserva Biológica Bosque Nuboso Monteverde no conoció Costa Rica. Está en el tope de todas las listas de sitios más visitados de este país. La reserva biológica de 10.000 hectáreas se encuentra ubicada en la Provincia de Puntarenas donde podrás rodearte con las nubes que inundan el bosque.

Sus senderos de ensueño, la frondosidad de su vegetación y la concentración de especies animales, lo hacen un destino único en el planeta. Acá tienes la oportunidad de ver una de las aves más majestuosas del América, el quetzal.

Río Celeste

Este asombroso río se encuentra en la Provincia Alajuela, específicamente en el Parque Nacional Volcán Tenorio.  El Río Celeste es de aguas termales calentadas por el volcán, que además le otorga un color turquesa intenso dando una apariencia de cuento de hadas.

El Río Celeste posee un recorrido espectacular con numerosos puntos de atracción como lagunas, cascadas y miradores. Colmado de la exuberancia de la vegetación tropical, el cuadro tiene como fondo el mismo volcán Tenorio.

Montezuma

En la Provincia de Puntarenas hay una joya del turismo que está casi escondida. El pequeño poblado costero de Montezuma reúne unas increíblemente hermosas playas de blanca arena y aguas cristalinas.

Otro de sus atractivos es que se encuentra rodeada de fabulosas y divertidas cascadas. Estas convierten a Montezuma en una suerte de parque acuático de atracciones diseñado por la naturaleza. El calor de los pobladores, la vida nocturna abierta para todos los gustos y gastronomía inolvidable la convierten en una parada obligada. Y si faltara algo, desde acá puedes ir a la paradisiaca Isla Tortuga.

Parque Nacional Isla del Coco

Hacia el océano Pacífico se encuentra el Parque Nacional Isla del Coco, el cual concentra casi 100.000 hectáreas de asombrosos paisajes. Es un caleidoscopio de natural. Tienes un impresionante bosque tropical húmedo que reúne flora y fauna única en el planeta. Hay senderos que te llevan a maravillosas cascadas. Sus playas, bañadas con un agua cristalina es hogar de una biodiversidad que la convierten en uno de los favoritos para practicar buceo.

Quizás lo único que no agrade a muchos es que no existen instalaciones de hospedaje en el Parque Nacional Isla del Coco. Por esta razón la mayoría de las visitas son de ida por vuelta. Pero cada segundo vale la pena.

La Fortuna

Nuevamente la Provincia de Alajuela nos da una muestra de lo maravillosa que es Costa Rica. Este pequeño y precioso pueblo colonial es la entrega al majestuoso Parque Nacional Volcán Arenal, el cual marca el fondo de La Fortuna.

El poblado es mundialmente famoso por sus relajantes aguas termales. También puedes realizar otras actividades como canopy, senderismo, rafting, entre otras.

Parque Nacional Tortuguero

Lagunas, ríos, arroyos y playas se reúnen en este increíble parque nacional para servir de asiento y lugar de desove a distintas especies de tortugas. Especies amenazadas o en peligro de extinción como la tortuga carey, verde y baula se pueden hallar en este sitio.

Su biodiversidad es muy variopinta encontrándose otras especies de reptiles, aves, peces y mamíferos, de estos últimos podrás ver a los pacíficos y afables manatíes. Acá tienes la oportunidad de realizar canotaje y tener un acercamiento con la naturaleza.

Jacó

Un pequeño poblado a las orillas del mar que es el epicentro de una diversidad natural y turística que es realmente enorme y sorprendente. Partamos por lo más obvio, sus playas de arena blanca y aguas cristalinas. Estas son un sitio de encuentro para los surfistas.

También puedes desarrollar otras actividades a la orilla del mar como paseos en cuatriciclo o a caballo. Si quieres ir por el mar puedes practicar kayak, recorre la costa en bote o internarte mar adentro para pescar. Tras la puesta del sol la vida nocturna de Jacó es vibrante y ecléctica.  Pero si prefieres adentrarte en un entorno más selvático, desde Jacó puedes visitar el Parque Nacional Carara, el Refugio Nacional de Vida Silvestre Playa Hermosa y/o el Parque Nacional Manuel Antonio.

Salir de la versión móvil