Meriendas saludables y deliciosas para ser fitness.

Comer es un placer, y existen muchas meriendas saludables.  Cuando se es fitness se piensa que esto desaparece, pero no es así. Existen alternativas que podrán funcionar bastante bien para las personas que quieren bajar de peso. O que simplemente se quieren mantener en un estilo de vida mucho más saludable. Esto es algo que no es tan difícil de conseguir, solo es necesario aprender a cocinar un poco. Pero, además, también es importante ser creativo.

Una de las cosas que más se mencionan en el fitness y en la comida saludable es que siempre se come mal. Y no es así, porque estés a dieta no quiere decir que solo puedas comer ensalada. Y así mismo no te comerás una hoja de lechuga en la merienda. Esto es completamente falso y existen muchas opciones para hacer.

Ya sea que se trate de una opción dulce para las personas que amen comer algo de este estilo. O si no les gusta tanto, y quieren algo salado y que los pueda llenar un poco más. En cualquiera de estos casos podrán tener una opción. ¿No saben qué pueden cocinar para hacer meriendas saludables? Pues no se preocupen, a continuación, les presentaremos algunas alternativas que les servirán para comer delicioso.

1.- Galletas de avena, una de las meriendas saludables que deben probar.

Cuando alguien está haciendo dieta lo menos que se imagina es que podrá comer galletas. Y la verdad es que sí, y esta es una de las meriendas saludables que podrán comer con facilidad. Claro, siempre y cuando lo hagan de la forma correcta, no hay que exagerar en la utilización de algunos ingredientes. Estas galletas saludables son diferentes por diferentes cosas. Primero, porque son mucho más bajas en calorías que unas regulares.

La base de estas galletas es la avena, que representa uno de los carbohidratos más importantes para comer día a día. Muchas personas le huyen al carbohidrato, pero no hay nada mejor que esto para alimentarse. Te va a dar energía y en una galleta sabrá delicioso. Para hacer estas galletas necesitarás harina de avena. Esta se puede conseguir en los supermercados, pero si no la encuentras, puedes hacerla en la licuadora.

Una vez tengas la harina lista, solo necesitarás mezclar aceite de coco, es importante que este sea de coco. No podrás utilizar mantequilla o margarina regular, esto tiene muchas grasas. También puedes agregar un poco de mantequilla de maní para darle gusto y por supuesto endulzante. Trata de que sea stevia. Este es el mejor para ti y la galleta seguirá siendo saludable. Solo deberás meterla en el horno y cuando estén secas, las sacarás.

2.- Tostadas con aguacate, pavo y queso, de las meriendas saludables saladas más deliciosas.

Comer delicioso es importante cuando se está haciendo dietas, y esta es una de las meriendas saludables más sencillas. Esta tostada cuenta con diferentes ingredientes que serán muy beneficiosos para el cuerpo. Y cada uno de ellos podrán darle mucha vitalidad y energía a quien lo consuma, además de ser muy rico.

Para poder hacer que sea más sano hay que cambiar algunos componentes. En primera instancia, es importante que el pan no sea pan blanco regular. Este puede ser perjudicial si se está teniendo una dieta en la que se quiere bajar de peso. Lo mejor será conseguir un pan integral que esté libre de harina blanca y gluten. Además, es importante que tenga una alta concentración de semillas.

En cuanto al queso, este deberá ser queso fresco, en los supermercados los venden en pequeños botes. Estos son bajos en grasas y en sodio, será perfecto para comer en este tipo de tostadas. Además, el pavo no puede ser jamón de pavo regular, este está lleno de sodio y hará que retengas líquidos. Lo mejor es que se trate de pavo real y horneado, en los supermercados también podrán encontrarlos.

La forma correcta de comerlo es tostar el pan en una sartén con un poco de aceite de oliva. Una vez esté tan tostado como se desee, se untará el queso fresco en una de sus caras. Luego se cortará el aguacate en tiras y se colocará las lonchas de pavo fresco. Se puede agregar un poco de sal y aceite de oliva y listo.

3.- Batido de yogurt, una merienda saludable para la tarde.

Los batidos pueden ser una de las meriendas saludables más sencillas de preparar. Sobre todo, cuando no se tiene demasiado tiempo y hay que hacer muchas cosas. En este caso, el yogurt es una muy buena opción, pero hay que escoger la mejor alternativa. Para esta preparación lo correcto es utilizar yogurt griego, este es mucho más saludable. Tiene menos grasas y se digiere de una manera más sencilla.

Para hacer este batido no solo necesitarán yogurt, sino también un poco de fruta. Para poder hacer de esto algo más delicioso le agregarán las frutas que más les gusten. Pero los básicos siempre son plátanos o bananas, fresas, mango y hasta piña. Las variantes pueden ser muchas. De hecho, pueden agregarle diferentes tipos de frutas si es lo que desean.

Si quieren darle un poco más de sabor y textura, otra alternativa también puede ser agregar frutos secos. Quizá un puñado de almendras le darán una buena textura y cuando lo licuen sabrá delicioso. Esto pueden tomar en la tarde y saciará su hambre.

4.- Manzana con mantequilla de maní, una gran opción para merendar.

No siempre una merienda saludable tiene por qué ser demasiado elaborada y que tarde mucho tiempo en hacerse. Esta es una de las alternativas más idóneas para las personas que no tienen demasiado tiempo. En solo 2 minutos podrán tener esto sin ningún inconveniente y podrán comer muy delicioso. La manzana en este caso puede ser del color que deseen, no importa si es roja o verde, será la que más les guste.

En cuanto a la mantequilla de maní existe la posibilidad de comprarla en el supermercado. Pero hay que estar muy pendientes de qué ingredientes contiene. Si cuenta con aceite de palma, aceites añadidos, azúcares y sal, esa no es la correcta para comprar. Lo mejor es que compren una que sea libre de azúcares añadidos y aceite extra.

Si no encuentran ninguna con estas características, una buena opción será prepararla en casa. Para hacerlo no necesitarán más que maní y una procesadora potente. Aquí colocarán sus maníes y los procesarán. En principio parecerá una mezcla arenosa, pero con el tiempo el maní comenzará a soltar el aceite y se formará la mantequilla. Cuando esto suceda ya estará lista y se la agregarán a la manzana y se la comerán sin problemas.

Salir de la versión móvil