Skip to main content

El año 2021 será el año de la implementación de nuevas tecnologías en los teléfonos móviles. Una de las innovaciones más sorprendentes será la incorporación de una cámara debajo de la propia pantalla del smartphone. De momento parece que solo llegarán a los dispositivos de gama alta, pero seguramente que, si termina por fabricarse, alcance también a los de gama media poco tiempo después. Compañías como Xiaomi u Oppo así lo han afirmado y marcan 2021 como fecha de inicio.

Otra área de interés por la que se muestran especialmente preocupados los fabricantes de móviles es la de la seguridad. A tal fin, los tradicionales códigos de activación podrán verse sustituidos por la propia huella del usuario. Aunque cabe decir que no es la primera vez que dicho método se emplea, los de 2021 estarían hechos a prueba de fallos, con una superficie de actuación mayor. En definitiva, el sensor encargado de identificar la huella se mostrará más grande, en diferentes partes de la pantalla.

La calidad en la pantalla viene también de la mano de una subida en los hercios de refresco. Aunque en 2020 ya se han visto innumerables dispositivos con pantallas de 90 hercios (ahora mismo suelen ser de 60), en 2021 vendrá a ser prácticamente la norma, incorporándose igualmente a los aparatos de gama media a precios competitivos. Es de esperar que así suceda con muchos terminales de Motorola, Samsung o Xiaomi.

Por último, se ha de señalar que los procesadores de gama media empezarán a trabajar de forma más potente. Esto influye en el buen rendimiento del equipo y en la capacidad de funcionar de modo más independiente con respecto a la necesidad de cargar batería. Las compañías más interesadas en este tema son Kirin, MediaTek o Qualcomm. A ello se añadirán, seguramente, otras nuevas tecnologías, como el cambio de color del propio móvil, auriculares disponibles en el interior o pantallas transparentes.

One Comment

Leave a Reply