Un innovador hotel en un acantilado noruego

El mundo del diseño arquitectónico, cada cierto tiempo, logra sorprender a todos, con la creación de construcciones de vanguardia, que rompen con los paradigmas establecidos y este es el caso de Hayri Atak; un estudio de origen turco, que ha hecho una nueva e interesante propuesta. 

En materia de edificaciones, se podría pensar que no hay mucho por hacer; pero la inventiva de los seres humanos, llega a niveles que realmente lograr asombrar a cualquiera.

Y esta vez, la idea es la construcción de un hermoso hotel, a las orillas de un acantilado. 

Una propuesta innovadora

Al echar un vistazo a los hoteles más exitosos, es fácil notar que se trata de construcciones en las que han sabido lograr un equilibrio perfecto entre diseño, lujo y confort.

Lo que les ha valido posicionarse entre las opciones favoritas de los usuarios. 

Sin embargo, para muchos, un hotel lleno de lujos y comodidad no es suficiente y quieren ir un paso más allá.

Es justamente esto lo que ofrecerá este hotel; pues no solo tendrá un marcado cuidado de los detalles, sino que además podrá incorporar una grandiosa vista de una manera innovadora.

La firma Hayri Atak, se encuentra activa desde el año 2017, siendo la encargada de grandes proyectos arquitectónicos que destacan; además, por su diseño y funcionalidad.

A pesar de no contar con una amplia trayectoria, han sabido ganarse un lugar privilegiado, como uno de los mejores estudios de diseño, gracias a los proyectos desarrollados. 

Lo que plantean para el proyecto ambicioso

La propuesta esta vez, va más allá de lo que ya han logrado, y es que se trata de un maravilloso hotel, que estará ubicado en el acantilado Preikestolen, en Noruega, que cuenta con unos 604 metros de altura y es justo esta ubicación, la que le brinda una de las vistas más imponentes. 

Aunado a ello, la propuesta incluye también una piscina, que se encontraría suspendida sobre el acantilado; para brindar una experiencia única para sus usuarios, quienes disfrutarán de una de las mejores vistas del mundo, mientras que disfrutan cómodamente en la piscina.  

Belleza, confort, lujo y naturaleza, en un mismo lugar 

La idea principal de este proyecto, se basa en la unificación de todos los elementos necesarios para crear un hotel de lujo, sin que esto implique eliminar elementos de la naturaleza; por el contrario, busca la integración de todos los elementos para crear un todo en el que la naturaleza y la arquitectura vayan de la mano. 

Aunque bien, la propuesta plantea un hotel bastante pequeño, la idea principal acá será la calidad por sobre la cantidad.

Serán 4 pisos, en los cuales los 3 primeros servirán para hospedar a los visitantes y en la última planta se encontraría el restaurante para poder disfrutar de las mejores comidas, con una vista que no tiene comparación. 

Justo en este piso, se encontraría también la piscina colgante; la cual estará hecha en materiales altamente resistentes y transparentes, para poder disfrutar de una vista de 360°.

Ofreciendo a sus usuarios la posibilidad de sentir que se encuentran volando por sobre un fiordo noruego. 

Cada una de sus habitaciones, contará con un hermoso balcón curvado, para aprovechar al máximo las vistas imponentes que ofrece el acantilado.

Las mismas que se aprovecharán al máximo con su piscina única, con fondo de cristal, que se encontrará suspendida sobre el acantilado. 

Este impresionante hotel, tendrá una de las mejores vistas, además de contar con todo lo necesario para poder brindar una experiencia sin igual y una cómoda estancia, en sus instalaciones, desde el momento en el que se ingresa a el mismo.

Pues contará con un hermoso mirador en el que encontrará la recepción. 

Un proyecto eco amigable

La idea de todo el proyecto, es la intervención mínima de los espacios naturales; por ende, se espera que el hotel sea una extensión del acantilado, en lugar de quitar parte del mismo, respetando al máximo el ambiente natural de la zona.

Todo ello, aunado a la utilización de materiales eco amigables para la construcción. 

Se habla de que el hotel contará con una fuente de energía renovable, aunque aún se encuentra en estudios cuál sería la mejor alternativa; pero dada la ubicación, es posible que se trate de energía eólica.

Además, se plantea un sistema de reciclaje y recolección de agua, para aminorar el impacto al mínimo, con un uso consciente de los recursos naturales.     

Este proyecto aún se encuentra solo en papel, por lo que habrá que esperar un tiempo más, para verlo hecho realidad.

En tan poco tiempo

Sin embargo, a pesar de tener poco tiempo, ya hay varios inversores interesados en la propuesta, por lo que, al parecer, los recursos financieros no serán problema alguno.

La parte más difícil de la realización de este proyecto, sería el poder conseguir todos los permisos reglamentarios para poder iniciar la construcción; un trabajo que aparentemente, no resultará ser nada sencillo, para los encargados.

Sin embargo, esto no merma los ánimos de los involucrados.  

Salir de la versión móvil