Despliegue satelital de SpaceX intenta ganarse a la Fuerza Aérea

Elon Musk propietario de la reconocida compañía del ámbito tecnológico Space X ha saltado a la primera plana con un despliegue sin precedentes de 24 satélites a través del cohete Falcon Heavy siendo una de las proezas hasta ahora difíciles para la mencionada empresa.

Esta nave no es la primera vez que envía dispositivos al espacio hay que recordar que tiempo atrás fue la encargada de mandar el auto tesla, con esta misión sería la tercera vez que es utilizada para una de las operaciones de mayor importancia a nivel mundial y la fuerza aérea estadounidense tiene como objetivo ampliar su uso para futuras misiones que involucran la seguridad nacional.

La Misión

Esta operación pretende la distribución de satélites en tres diferentes órbitas siendo hasta ahora para la compañía un verdadero desafío, según datos de la misión se pudo conocer que los cohetes laterales llegaron a salvo mientras que el centro del cohete no llego a su punto de aterrizaje llegando a caer en el océano atlántico.

Sin embargo para la compañía la importancia de la misión encomendada no radica en los aterrizajes de sus propulsores sino en que los satélites lleguen a sus respectivas orbitas.

Descripciones de la misión

Este cohete es considerado hasta los momentos el más poderoso del mundo con una capacidad que supera las 64 toneladas para poder ser puesta en órbita lo que podría equivale a un avión que tenga 700 personas más la tripulación y el equipaje.

La tarea fue propuesta por el Departamento de Defensa de los EE.UU si el lanzamiento del cohete se vuelve un éxito esta sería la primera de muchas misiones que dicho departamento le encomendara a la empresa para que los realice. De esta manera la compañía se convierte en el primer proveedor de lanzamiento de esta agencia gubernamental.

Hay que destacar que Space X compite junto a cuatro empresas Blue Origin, Northrop Grumman, New Glenn y Omega por ganarse un lujoso contrato con la Fuerza Aérea de los EE. UU de los cuales la misma piensa contar con dos en la próxima década todas orientadas al ramo satelital.

Una ventaja de Space X es que ya ha trabajado para otras agencias como la NASA, Laboratorios del Departamento de Defensa, Universidades entre otras aumentando de esta manera su credibilidad.

Trabajando en varias misiones como un reloj atómico de la NASA para ser usado en la navegación espacial, una vela solar, el LightSail que consiste en la primera nave espacial que será puesta en órbita e impulsada por solo luz solar.

Además la compañía tiene como meta la creación de un internet a base de satélites de amplia cobertura, hace un año Space X colocó 60 satélites en órbita y seguirá colocando más para que sean puestas a prueba por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

En esta operación en particular a través del Falcon Heavy el mayor cohete de Space X el mismo ha sido lanzado con 24 satélites pertenecientes a diferentes agencias como el Pentágono, la Nasa y otros que pertenecen a organizaciones tanto públicas como privadas.

Salir de la versión móvil