¿Cómo leer las etiquetas de productos cosméticos?

La gran mayoría de las personas prestan mucha atención y les gusta cuidar su higiene, con el fin de cuidar su cuerpo de la mejor manera, pero son pocos los que se detienen a leer las etiquetas de productos cosméticos que usan, sin tomar en cuenta que la piel es el un órgano muy importante y delicado, y que su cuidado es vital para la salud.

Para quienes prestan atención a los cosméticos que usan en su piel y no saben cual información tiene más importancia, Etinor, empresa experta en la fabricación y distribución de etiquetas adhesivas nos proporciona a continuación un «tip» para leer las etiquetas de productos cosméticos para elegir el  adecuado para tu piel.

Tips para leer las etiquetas de productos cosméticos

Existen algunos datos importantes que no puedes dejar pasar a la hora de usar un producto cosmético, esto con el fin de evitar posibles daños e irritación a tu piel.

Entre los datos  y características que debes tomar en cuenta están:

La fecha de caducidad

La mayoría de las veces puedes identificarla con rapidez al encontrase ubicada al lado de un pequeño icono de bote abierto, indicando la fecha de fabricación y la de vencimiento. En algunos casos muestra la duración del producto después de ser abierto.

Componentes alérgenos

Si eres de piel delicada opta por los productos que indiquen que son hipoalergénicos.  De  lo contrario verifica el tipo de conservantes utilizados y consulta con un especialista si puede dañar tu piel.

Estos componentes suelen terminar en “benos”, “azos”, “PEG” o “PPG”, estos parabenos son productos químicos que pueden afectar tu piel.

Lista de ingredientes

Verifica los ingredientes y evalúa si alguno de los componentes puede afectar tu piel además de los conservantes. Dentro del listado indica la proporción del componente dentro del producto.

¿Qué información debe ser incluida en las etiquetas de productos cosméticos?

Las etiquetas de productos cosméticos tienen la importante función de informar a los consumidores del contenido de lo que están adquiriendo.

Según lo establecido en la norma sobre etiquetado de los productos cosméticos expresados en el Real Decreto 1599/1997, de 17 de octubre. Estos deben ofrecer al consumidor la siguiente información:

  • Denominación del producto: Nombre o razón social acompañado del domicilio social, de ser un producto internacional debe incluir en este caso el domicilio del responsable de la distribución del producto en el mercado local. Está permitida la abreviatura siempre que no limite la identificación de la empresa.
  • Contenido nominal: Es el peso o volumen del producto cuando se realizó el acondicionamiento. Puede obviarse esta información en caso de productos que contengan menos de 5ml o 5g, así mismo en muestras gratuitas, productos de una dosis o cuando sea fácilmente identificable el número de piezas vistas desde afuera o si el producto se comercializa en unidades.
  • Fecha de caducidad: Debe indicar la fecha límite mínima en la que el producto puede ser utilizado. Señalar la información mediante la frase: “usar preferiblemente antes de: xxxxxx” o simplemente señalar el lugar de la etiqueta donde figura el dato. Debe indicarse claramente el mes y el año de vencimiento. Esta información no es obligatoria en los productos cosméticos si cuentan con una vigencia que supera los 30 meses. En este caso debe indicarse el periodo de utilización del producto luego de su apertura  sin generar riesgos de uso.
  • Precauciones de uso: Explica cómo se debe manipular dicho producto, y qué cuidados especiales debes tomar a la hora de usarlo, transportarlo o almacenarlo. También informa de incompatibilidades con otros cosméticos o cualquier sustancia que pueda causar un efecto negativo para tu piel en combinación por el cosmético.
  • Lote de fabricación: Si el envase no lo permite, este dato debe estar en el embalaje.
  • País de origen: En caso de productos importados, se debe informar del país donde se ha fabricado.
  • Función del producto: A excepción de que sea evidente con la presentación, la etiqueta del producto debe informar de cuales son los beneficios y, de forma resumida, el efecto de acción que provoca los beneficios mencionados.
  • Ingredientes: Lista de todos los ingredientes usados en la fabricación del contenido, plasmada en orden decreciente de acuerdo a la proporción. Previo al listado debe incluirse la palabra “ingredientes”. Pueden excluirse ingredientes esenciales. Este listado de ingredientes, no incluye los materiales que se usan en el envase, SOLO los ingredientes usados en el propio producto cosmético.

Existen algunas normativas adicionales que debes conocer en caso de que consideres sacar al mercado tus propios productos cosméticos. De ser este el caso te recomendamos consultar con expertos en la elaboración de este tipo de etiquetas, Etinor es uno de los fabricantes más reconocidos en esta área, manejan a la perfección la legislación y cuenta con las herramientas necesarias para adaptarse a tu producto.

Salir de la versión móvil