¿Cómo lavar la ropa de tu bebé?

Si tienes pijama bebe, ropa, mantas, sabanas y toallas por lavar, debes saber que el procedimiento es totalmente distinto al de lavar ropa regular. La ropa para bebé está confeccionada con fibras muy delicadas, por lo que su lavado debe ser igual de delicado, de preferencia a mano o en ciclos muy cortos de la lavadora. 

Descubre en este post cómo lavar la ropa del bebé, qué productos deberías utilizar y cómo conservarla siempre linda y seca para su siguiente cambio. 

Cómo lavar la ropa de tu bebé

Inmediatamente después de comprar la ropa para bebé que necesitas deberías lavarla para garantizar la limpieza de las prendas. Especialmente porque estas piezas pudieron haber sido manipuladas por otras personas, por lo que se recomienda antes de que el bebé pueda usarlas. 

Además, si deseas encontrar una guía simple para lavarla correctamente, también puedes leer las etiquetas de las prendas, ya que contienen instrucciones de cuidado y limpieza. 

Antes de lavar la ropa de bebé es indispensable clasificarla por texturas y colores. Esto no permitirá que los colores puedan mezclarse y arruinar la ropa. Utiliza un poco de agua tibia para mezclar con el jabón o detergente, ya que esto elimina las bacterias de los tejidos. 

Considera lavarla a mano para que se conserve por más tiempo, ya que están elaboradas con telas suaves de algodón que pueden dañarse en la lavadora o secadora. 

Si al final tienes que lavar la ropa en la lavadora, asegúrate de seleccionar el ciclo correcto para que el lavado sea más rápido. Algunos modelos de lavadoras incluye el ciclo de bebé que es el ideal para estas prendas. 

Productos recomendados para lavar ropa de bebé

Fíjate que los detergentes que utilices hayan sido elaborados a partir de ingredientes naturales que no afectan la sensible piel de los bebés. Puedes lavar la ropita usando jabón perfumado, evitando ingredientes adicionales o químicos. Compra siempre productos especialmente formulados para bebé, incluyendo jabones y detergentes ya que contienen perfumes más suaves y menos aditivos.

Si la ropa del bebé tiene manchas, no agregues cloro ni ningún otro producto fuerte. Más bien, remoja la prenda rápidamente con jabón neutro o detergentes antes de que la mancha se adhiera completamente.

Sobre cuidados y almacenaje de ropa para bebé

Lava la ropa del bebé con frecuencia, pero sobre todo aquella que se considera como de uso diario. De este modo evitarás que las prendas contraigan bacterias que irían directo a la piel del recién nacido. 

Tampoco almacenes la ropa sucia del bebé cuando esté húmeda, ya sea que se haya derramado encima un poco de leche, agua o pis del bebé. Así, la mantendrás libre de hongos que dañan la ropa.

Una vez que todas las prendas estén lavadas y secas, puedes desinfectarla con un poco de calor usando la plancha de ropa común. Plancha como puedas las prendas y luego almacénalas en un gavetero de uso exclusivo para la ropa y pijama bebe. Cuida que la ropa esté siempre seca y limpia antes del vestir al bebé.

Salir de la versión móvil