Así es el tren maglev de China que viajará a 600 km/h

China ha estado a la vanguardia de la tecnología desde hace décadas; por ello, no resultó sorprendente el hecho de que allí se creara uno de los trenes más veloces de todo el mundo, el cual promete alcanzar hasta los 600 kilómetros por hora. 

Se tiene prevista que su inauguración se lleve a cabo para el año 2021, por lo que aún habrá que esperar para ver este grandioso tren en plena acción. Este proyecto lleva por nombre Maglev y seguro seguirá dando de qué hablar durante un buen tiempo. 

Un dominio asiático

Si bien en otras latitudes se cuenta con trenes de gran velocidad, es innegable que la batuta en este sentido, la llevan los países asiáticos; pues Japón y China siempre han sido los grandes competidores en cuando a transporte masivo de alta velocidad. 

Japón ha sido el pionero en esta rama, con sus trenes balas, los cuales se superan con cada nuevo lanzamiento; pero China, ha sabido dar lucha en esta carrera, llegando a consolidarse como el país que cuenta con el ferrocarril más rápido del mundo, ubicado en la ciudad de Shanghái.

Este tren alcanza una velocidad máxima de 431 km/h, en comparación con los 600 km/h que promete el Maglev. Ambos trenes se basan en levitación magnética para su funcionamiento, de hecho, de allí deriva su nombre de: magnetic levitation.

Una diferencia marcada

El ahorro de tiempo que generará su uso será significativo, lo cual es fácil de prever al hacer las comparativas en cuanto a tiempo y distancia recorrida con el uso del actual tren Maglev; el cual puede llevar a los pasajeros del Aeropuerto Internacional de Pudong a la estación de metro Longyang Road de Shanghái, en solo 7 minutos. 

El mismo recorrido, en un tren regular sería de unos 50 minutos aproximadamente y con el nuevo Maglev, este tiempo se reduciría considerablemente más, llegando a ser 9 o incluso 10 veces más rápido que los trenes convencionales. 

Un proyecto prometedor

La fase de pruebas de este nuevo modelo de tren Maglev, ya está en curso, por lo que se espera que todo esté listo para el año 2021, pues todo va bien encaminado. Si las cosas siguen marchando de esta manera y no se presentan retrasos para ese año, China tendrá uno de los trenes más veloz del mundo, superando su propio récord. 

Este tren será no solo una solución perfecta para sus habitantes, sino que además se espera que logre potenciar el turismo, pues permitiría a los visitantes, recorrer más zonas del país en poco tiempo. Por poner un ejemplo, para ir de Pekín hasta Shanghái, el viaje actualmente es de 5.5 horas, mientras que con el Maglev sería de tan sólo 3.5. 

A pesar de que se tratará de uno de los trenes más veloces, este modelo se quedará con un modesto segundo lugar, justo detrás del imponente tren de la Central Japan Railway, que llega a los 603 km/h, con una mínima diferencia. 

Comprendiendo un poco la levitación magnética

Mucho se ha mencionado la levitación magnética, pero ¿De qué se trata realmente? Se trata del desplazamiento de los trenes, mediante el uso de vías que cuentan con electroimanes de gran potencia, que funcionan generando repulsión entre sí, esto hace que el tren se mantenga en un estado de levitación permanente. 

El campo magnético que se crea gracias a estos electroimanes, por lo que es capaz de generar la fuerza suficiente para la propulsión a gran velocidad de los trenes, al no existir fricción entre las ruedas y las vías, no existen fuerzas que generen freno en la velocidad, lo que se traduce en viajes mucho más rápidos. 

Son justamente estos campos electromagnéticos que causan que los trenes floten, los que evitan que salgan impulsados; pues por una parte los repele, pero por otra los atrae hacía ellos, por lo que no existe ningún tipo de peligro o riesgo, de que los trenes se descarrilen. 

Una inversión inteligente

Este tipo de trenes requiere del uso de materiales de primera, acompañados de una infraestructura importante que pueda dar soporte al mismo, todo con la aplicación de lo último en la tecnología y la ingeniería. 

Ello implica una inversión de dinero bastante importante, pero China sabe que no se trata de un gasto, sino de una de las mejores maneras de invertir los recursos del estado; pues a largo plazo, las ventajas que ofrecerá este tren, supera por mucho la inversión realizada. 

Se trata de un tren cuyo viaje será mucho más ligero y silencioso, además de ser más veloz, lo que resultará muy útil para poder realizar cualquier actividad en un tiempo mucho más corto; por lo que es, sin lugar a dudas, una de las mejores inversiones del país.

Salir de la versión móvil