Los tonos neutros se apoderan de las calles

La moda masculina ha sido dominada tradicionalmente, por los colores oscuros, negros, azules y grises; en diversas gamas, han sido parte fundamental de las piezas que forman parte de los armarios de la mayoría de los hombres. 

Sin embargo, en los últimos tiempos, se ha presentado una nueva tendencia que ha llegado para quedarse y se trata del uso de los tonos neutros como parte del guardarropa habitual; pero no sólo con el uso de una prenda, sino la creación de todo un estilo, basado en ellos. 

Es posible que, al pensar en tonos neutros, se piense solo en el beige como un único color; pero lo cierto es, que una vez que se comienza a indagar en el asunto, es fácil comprobar que existe una gama tan amplia y diversa como gustos existen; por lo que seguramente podrá encontrar el adecuado para usted. 

La versatilidad a la orden del día

Una de las grandes ventajas que ofrecen los tonos neutros, es que funcionan a la perfección para casi cualquier look y son una opción acertada para cualquier ocasión. Es solo cuestión de aprender a jugar con ellos para lograr las mejores combinaciones. 

Los colores nudes, han sido una tendencia marcada en la moda, en general, durante los últimos años y no sería arriesgado apostar a que seguirán estando presentes por mucho más tiempo, como parte habitual de la ropa masculina. 

Estos tonos, son capaces de transportar a cualquier persona hacía épocas más simples, en las que los colores oscuros, no tenían un dominio total de los armarios. Si bien no están mal, no son las únicas opciones con las que se cuentan y estos tonos beige, son prueba irrefutable de ello. 

Perfectos para todos

Una vez más, merece la pena recalcar el hecho de que estos colores ofrecen una amplia gama de tonos, entre los cuales escoger; por lo que lo difícil será quedarse con uno solo, pues existen desde los más claros y cercanos al blanco, hasta los más oscuros en tonos arena. 

Cada una de las opciones, encierra en sí una gran belleza y pueden ser un verdadero acierto, al momento de vestirse. Estos tonos son perfectos para usarlos en cualquier tipo de penda; pues se ven realmente bien, tanto en ropa como en calzados. 

Son la manera perfecta para hacer la transición entre verano y otoño, pues ofrecen una mezcla perfecta entre frescura y calidez. Además de que resultan muy simples de combinar con cualquier otro color, siendo realmente funcionales. 

Posibilidades infinitas

Estos tonos neutros dan la posibilidad de utilizarlos tanto con tejidos lisos; como con estampados, que van desde los más minimalistas, hasta los más arriesgados y aún así funcionar perfectamente bien, dando una apariencia cuidada y elegante, sin parecer forzada o muy trabajada.   

Aunque de principio se puedan pensar en estos colores como ideales para un día libre, la verdad es que pueden ser utilizados en cualquier momento, incluso para ir a la oficina; pues un traje en tonos nudes, puede ser un acierto total, al momento de ir al trabajo.

Se puede resaltar, haciendo uso de ciertos elementos en colores oscuros, como el calzado, la correo, la corbata, etc. O si lo prefiere, adoptar un look completo, basado en estas tonalidades, siendo ambas opciones perfectamente válidas. 

Con los tonos nudes, jamás se equivocará, pues son perfectos para toda ocasión, sin parecer que ha sido un vestuario sumamente estudiado o pensado y es justamente esta cualidad relajada, la que los hace ser tan atractivos. 

Sin importar cual sea su estilo en particular, los colores neutrales funcionan bien en casi cualquier tipo de ropa que se utilice. Por ejemplo, salir a hacer deportes con unos chándales claros y una camiseta blanca, siempre se verá bien, ir al trabajo con pantalones beige, en combinación con una camisa clara y una chaqueta a rayas en tonos nude, va bien.

Incluso para la noche, para asistir a alguna fiesta, reunión o para salir a cenar. Un traje en colores neutrales siempre se verá muy bien, es solo cuestión de jugar con los pequeños detalles para sacarle el mayor provecho a estas opciones. 

¿Monocromático o con color?

No importa si lo que se prefiere es un look completo o simplemente usar algunas prendas en colores beige. Adquirir piezas en estos tonos, es siempre un acierto, pues además son atemporales; por lo que podrá seguirla usando por mucho tiempo. Además, se puede jugar con las prendas, combinándolas con otros colores.  

Estos tonos pueden funcionar a la perfección con cualquier otro color; pues su carácter neutral sirve de base para cualquier look, formal o informal, eso no importa, igual siempre se verá muy bien y estará presentable para cualquier ocasión.

Salir de la versión móvil