Cómo salir de la zona de confort: entrenando como un marine

Cuando se trata de ganar masar muscular las pesas son excelentes, sin embargo, este tipo de ejercicios deja a un lado la velocidad, la mentalidad y sobre todo la resistencia. ¿Quieres poner a prueba tus límites? Entonces es momento de que empieces a entrenar como un marine y te vuelvas más fuerte.

Desde hace más de siete décadas EEUU ha logrado crear una fuerza militar capaz de combatir en todos los escenarios posibles; cielo, mar y tierra.

Este grupo táctico de élite se ha convertido en uno de los más importantes del mundo, no gracias a su armamento ni mucho menos a los vehículos de guerra blindados, te sorprenderá saber que los marines se han ganado su fama debido a su programa de entrenamiento fitness.

Una rutina de ejercicios de alta resistencia capaz de llevar a cualquier hombre a espacios inexplorados por un civil, poniendo a prueba el cuerpo pero en especial la mente.

Dentro de los cientos de campamentos militares en EEUU, los marines deben cumplir una serie de pruebas para ganarse el uniforme, que van desde levantamientos de pesas hasta carreras de 5 kilómetros en menos de 28 minutos.

Si quieres ponerte a prueba y mejorar tu resistencia física, tu fuerza y velocidad puedes empezar a entrenar todos los días como un marine con carreras de 2,5 kilómetros y completar el “daily seven”, una rutina que todo infante debe completar cada mañana.

Mejora la resistencia como un marine

¿Te gustaría salir de la zona de confort consiguiendo tener una vida fitness? “El siete diario” consiste en realizar tres series de 15 a 20 repeticiones de siete ejercicios diferentes que nos ayudarán a fortalecer tanto el tren superior del cuerpo como las piernas y pantorrillas.

Aquí te traemos la rutina completa para que puedas empezar desde ya:

  1. Jumping jacks: de pie haremos saltos abriendo las piernas y los brazos por encima de la cabeza.
  2. Sentadillas con elevación de talón: con cada sentadilla alzaremos los talones para trabajar las pantorrillas.
  3. Bend and trust: empezamos de pie, nos ponemos de cuclillas e inmediatamente colocamos las manos en el suelo para saltar estirando las piernas hacia atrás y finalizar en una posición de plancha, luego regresamos paso a paso hasta la posición inicial y repetimos nuevamente.
  4. Mountain climbers: colocamos las manos en el piso en forma de plancha y subimos las piernas a la altura del pecho de forma sucesiva.
  5. Trunk twist: estando de pie inclinamos nuestro pecho hacia delante y con las manos en las caderas comenzamos a girar de izquierda a derecha creando un gran círculo con el tronco.
  6. Marines push-ups: el favorito de todos, muy importante bajar hasta el fondo y subir completamente.
  7. Lunges: este ejercicioconsiste en dar un paso largo dejando una pierna atrás; la pierna de adelante debe formar un ángulo de 90° al bajar y la de atrás debe acompañar el movimiento sin tocar el suelo.

A pesar de todo esto, la fortaleza física de un marine no proviene de sus músculos sino de una fuerza que el mismísimo Albert Einstein describiría como más poderosa que la electricidad y la energía atómica.

Hablamos de la fuerza de voluntad, una habilidad mental que permite a los marines y a cualquier atleta de élite ir más allá de sus posibilidades físicas.

La regla del 40%: el verdadero entrenamiento empieza con nuestra mente

Este grupo de militares norteamericanos ha sido entrenado para no rendirse jamás y superar obstáculos con disciplina, trabajo y absoluta determinación.

Muchos de estos solados han desarrollado técnicas mentales para completar otros 200 metros, para dar un poco más donde parece que ya no hay energías y eliminar cualquier rastro de rendición.

Una de ellas es la regla del 40%, la cual señala que cuando nuestra mente comienza a decir “ya no más”, en realidad estamos a solo un 40% de tu nuestra capacidad física, en otras palabras, siempre se puede dar más de lo que pensamos en una situación de estrés.

Un testimonio real de esta filosofía de entrenamiento se ha hecho público gracias a Jesse Itzler, un excéntrico millonario que compartió su experiencia física a través de un libro que el mismo titularía como: Viviendo con un marine: 31 días entrenando con el hombre más duro del planeta.

De acuerdo a Itzler los marines comparten un dicho que dice: “Si no es horrible, no lo haremos.” Y con el cual se presume han logrado convertirse en un ejemplo notable de superación física y militar en todo el mundo.

Como verás nuestro cuerpo está perfectamente diseñado para superar cualquier obstáculo siempre y cuando nuestra mente sea capaz de superar nuestras propias limitaciones.

En este sentido, a través de una disciplina como ésta podrás convertirte en un atleta de alto rendimiento como David Goggins o incluso como Diamond Ott si te lo propones realmente.

Consejos para salir de la zona de confort

¿Te has dado cuenta de que estás en una zona de confort? No te preocupes, en este apartado te mostraremos una serie de consejos para que vuelvas a ser feliz:

  • Descúbrete a ti mismo. Realiza un análisis sobre cómo eres, que te gustaría llegar ser y cómo ha evolucionado tu viva. Piensa en el pasado, presente y futuro. De esta forma sabrás en qué punto te encuentras y cómo mejorar.
  • Supera tus miedos. Muchas personas se mantienen en su zona de confort, a pesar de no ser felices, debido a que no saben como afrontar sus miedos. Por lo tanto, el mejor consejo que te podemos dar es que te mentalices e intentes superarlos, ya que no tienes nada que perder.
  • Haz cosas nuevas cada día. Una forma de salir de la zona de confort es realizando actividades nuevas cada día, dado que de esta forma podrás conocer a gente nueva, y romper con la monotonía.
  • Crea metas. Un punto muy importante es que debes crear metas e ir cumpliendolas poco a poco. Esto ayudará a que tu perspectiva sobre la vida cambia, puesto que empezarás a ver como vas evolucionando.

En definitiva, esto es todo lo que debes saber para conseguir salir de tu zona de confort y recuperar de esta manera la felicidad. ¡Esperamos que te haya sido de ayuda!

Salir de la versión móvil