¿Cómo quitarse kilos?: Lo que haces mal.

En los últimos años, cada vez son más personas que quieren quitarse kilos. Esto al parecer con la masificación del fitness se ha hecho mucho más común. Y también con la cantidad de personas que dan información sobre esto se ha hecho algo que todo el mundo quiere. Ya sea que se trate de bajar solo unos cuatro kilos hasta tener un cambio físico total. Esto no importa en lo absoluto, igual se pueden estar cometiendo ciertos errores.

Uno de los principales problemas en cuanto a esto es que las personas no siempre van con especialistas. Algunos dejan de comer para quitarse kilos, o utilizan una dieta que han encontrado en internet. Esto es algo que seguramente dará algunos resultados en principio, pero al final será un total fracaso. Este tipo de cosas nunca funcionan precisamente porque no hay ningún tipo de supervisión.

Y el hecho de bajar de peso es mucho más sencillo si se hace de forma controlada. Si no es así, lo que se conseguirá es descontrolar el cuerpo y traer problemas para el futuro. Si estás en una dieta, controlada o no, y no consigues los resultados que esperabas algo debes estar haciendo mal. A continuación, te presentaremos algunas de las cosas que puede que estén fallando.

1.- No están comiendo de la forma correcta, por eso no consiguen quitarse kilos

La alimentación, sin duda es al menos el 70% de lo que se necesita para quitarse kilos de forma efectiva. Si esto no se sigue al pie de la letra, las posibilidades de que no se encuentren variaciones son muy altas. Cuando se envía una dieta a una persona, esta está pensada precisamente para sus necesidades. Y esta comprenderá una cantidad específicas de calorías que debe consumir. Esta ingesta calórica siempre será menor de lo que se necesita para hacer que el cuerpo reaccione.

El problema es que en algunos casos las personas no siguen las indicaciones tal como se deben. Entre los mayores fallos está comer lo que se le dice, pero en cantidades demasiado grandes. Por ejemplo, si le han dicho que coma pollo a la plancha con arroz blanco y ensalada. Todo pesado dependiendo de las necesidades, esta persona ha decidido no pesarlo. Todo lo coloca en el plato intentando saber si es la cantidad correcta y se pasa de calorías.

Aunque en el plato parezca que no se exceda demasiado, de 100 en 100 calorías podrían llegar a 1000. Y aunque estén comiendo de forma limpia las cantidades son excesivas. Y al momento de pesaje no se conseguirán los resultados que se necesitan. Por ello es que hay que estar al pendiente de la comida.

También existen las personas que hacen un poco de trampa y comen cosas que no deben. Esto con la excusa de pensar que no influirá, y sí está influyendo. Y es lo que no permitirá que logren quitarse kilos

2.- No están haciendo suficiente ejercicio y así no van a bajar de peso.

Si la alimentación es el 70% de lo que es necesario para quitarse kilos, el ejercicio es el 30% restante. Cuando se hace ejercicio, el cuerpo entrarán en calor y esto permitirá que se comiencen a quemar calorías. En el momento en que esto sucede, si hay una disminución calórica por la alimentación, el cuerpo tomará energía de la grasa. Para esto es que se acumula grasa en el cuerpo, para que sirva de combustible en momentos necesarios.

En el caso de que no estés comiendo lo suficientemente bien, tu cuerpo tomará las energías de los alimentos. Y así seguirá guardando la grasa a manera de tejido adiposo para otro momento. Y si además de esto no haces ejercicio de forma correcta, todo se irá acumulando muchísimo más. Esto dará como resultado que no solo no bajas de peso, sino que también puedes subir.

Cuando se hace ejercicio para bajar de peso hay que realizarlo con intensidad. No se puede esperar que con dos minutos de cardiovasculares se encuentren los resultados deseados. Hay que trabajar lo suficiente para que los resultados puedan ser buenos. Esto no se trata de ir cinco días a la semana al gimnasio, es más emplear muy bien el tiempo. Con 30 minutos de cardiovascular es completamente suficiente. Solo tendrán que complementar con un ejercicio de pesas.

3.- Tu alimentación ha hecho que te estanques.

Como ya hemos mencionado anteriormente la alimentación es muy importante para quitarse kilos. Y entre los mayores errores que se comenten es mantener la misma dieta para siempre. Por eso es necesario estar asistiendo constantemente con un especialista. Este será el encargado de realizar las variaciones necesarias en la dieta.

El cuerpo humano funciona de formas particulares, el organismo toma la comida como energía. Este es el combustible con el cual funciona, una vez ha tomado lo necesario, lo demás lo almacena. Esta es la grasa que se puede depositar en diferentes sitios, esto lo hace como mecanismo de defensa para momentos de hambruna. Cuando se hace una dieta se baja la cantidad de calorías, esto hará que el cuerpo entre en jaque.

Al entrar el cuerpo en jaque y tener una disminución calórica necesitará la misma cantidad de combustible para funcionar. Y como este combustible no se lo da la alimentación lo tomará de la grasa y subsistirá. Cuando se hace una dieta por debajo de cierta cantidad de calorías en principio el cuerpo se sentirá amenazado y tomará la grasa para vivir.

Luego de un tiempo, el organismo se acostumbrará a esa cantidad de calorías y se reforzará. Esto hará que el cuerpo solo necesite sobrevivir con la cantidad de calorías obtenidas de la comida. Para así resguardar la grasa que tiene acumulada. Para poder poner el cuerpo en jaque nuevamente es necesario cambiar la dieta.

Así al cambiar la dieta el cuerpo volverá a tener una disminución calórica. Lo que dará como resultado que se comience a utilizar nuevamente la grasa que está acumulada. Se reactivará el proceso de oxidación de la grasa y se bajará de peso de forma constante otra vez. Pero el cuerpo se puede acostumbrar nuevamente.

Salir de la versión móvil