La gastronomía portuguesa y el secreto de los mil sabores

Realmente la combinación de varias culturas, le da a la gastronomía de Portugal, un toque diferente. Fuertemente impregnada de la cultura de las antiguas colonias asiáticas, africanas e inclusive brasileñas Portugal posee un cofre con los mil secretos culinarios, al añadirle también el valor de la cocina marroquí.

Al igual que Francia, Portugal también tiene sus selectos en torno a los que su gastronomía gira como lo son el pan, el aceite y el vino. Lo curioso con toda la gama que posee Portugal es el hecho de que hay ingredientes de los cuales en la actualidad no posee mucho conocimiento.

Lo desconocido para ellos vendrían siendo las lentejas, cardo y berenjenas. Siendo así, lo más utilizado en la gastronomía portuguesa, son los ingredientes a contemplar:

Ajo

En grandes cantidades, se utiliza también el perejil, el coriandro que para ellos es el cilantro. Es de costumbre servir una sopa antes del almuerzo fundamental. El pescado suele estar acompañado de patatas sancochadas mientras que el arroz blanco suele acompañarse con carne.

La col rizada es un elemento infalible en los huertos de las familias portuguesas.

Aceite de Oliva

Es básico e imperdonable su ausencia. Se cocina de todo con él incluyendo pescado, carne y alguna variedad de hortalizas y verduras frescas. Los portugueses tienen hasta 6 denominaciones aceitosas las cuales son Tras-oz-Montes, Moura, Alentejo interior, Da veira interior, Do norte Alentejano y Ribatejo.

Pan

Al norte de Portugal, el icónico alimento no es tan solo fabricado con la tradicional harina, sino que se le fabrica también con maíz. Entre la gastronomía típica de Portugal, se encuentra mucho este elemento a la hora de preparar cosas como migas à alentejana y açordas.

Sus diferentes tipos de pan incluyen Broa de Avintes, “caralhotas” de Almeirim y el Fogaça.

Embutidos

Uno de los secretos portugueses radica en el cómo se cocinan dichos elementos. El consumo de cerdo es primordial y para que las preparaciones adquieran ese sabor único todo debe ser curado al humo.

Un platillo denominado chanfana por ejemplo, utiliza carne de cabra cocida al vino, lo cual le otorga un sabor espectacular. Para preparar un excelente bistec al estilo del país, se debe untar en pasta de ajo para que le de el toque.

Bacalhau à minhota.

Para poder prepararlo el pescado debe ser lo más fresco posible. A las brasas con aceite de oliva. Acompañando se pueden probar los guisos de patata con un toquecito de ajo frito. El arroz caldoso es buena opción también.

Bacalhau

El bacalao se consume en cantidades monumentales.

¿Cuál es el secreto para prepararlo a lo portugués?

En primera instancia tener el conocimiento de cómo desalarlo y luego dejarlo curarse en salazón. En Portugal, para prepararlo de todas las formas posibles hay una receta por cada día del año, es decir, 365 que incluyen a este pez en pataniscas y Bacalhau à Gomes de Sá.

Francesinha de Oporto.

Lo eventual en Portugal siempre ha consistido en una cómoda ración sopera, una entrada de pescado o alguna variedad de carne y al finalizar, pues claro está un delicioso postre.

Entre las raciones soperas destacan el cozido à portuguesa, la sopa con col rizado o verde y la sopa de nabiças.

Lo mejor de los vinos

Tanto en el interior como en las fronteras con sus vecinos, los vinos portugueses son extremadamente servidos y celebrados. Los favoritos suelen ser los vinos blancos y los vinos verdes. El vino Oporto presume la gala de ser uno de los más solicitados, de hecho toda su variedad es considerada como una de las mejores en el mundo.

Salir de la versión móvil